Jon Madariaga, founder member of Mape: “I am very proud of w

Publicado en la Revista PROTECCION LABORAL en junio del 2.006

Mape Seguridad, S. A. acaba de cumplir cincuenta años. Jon Madariaga, uno de sus socios fundadores, y su hijo, Imanol, su actual Consejero Delegado, repasan el pasado, presente y el futuro de una empresa especializada en asesoramiento y distribución de equipos de protección laboral que ha sido una referencia en materia de prevención de riesgos laborales para muchas empresas. Imanol Madariaga subraya que “nuestro reto de futuro pasa por mantener las señas de identidad de Mape, reforzando la competitividad”.
A renglón seguido, un coloquio-entrevista con las dos generaciones que han protagonizado la historia de Mape.

-¿Cómo se gestó Mape Seguridad, S. A.?

-Jon Madariaga. La empresa comenzó su andadura en 1956. Fue un proyecto en colaboración con mi amigo Antón Peña. El nombre de Mape se debe a las iniciales de nuestros apellidos, Madariaga y Peña. Los inicios fueron muy humildes, y trabajamos con mucha ilusión. Empezamos alquilando una oficina en Ercilla, que tenía 15 o 20 metros cuadrados. Con Peña, estuve trabajando apenas un año, y su parte la compró mi hermano, Julen, aunque volví a quedarme solo varios años más tarde. Recuerdo que los almacenes los teníamos en el sótano de la casa de mis padres. Mi padre nos dejó 30.000 pesetas como capital inicial para comenzar el negocio, una cantidad de dinero considerable para la época.
Comenzamos comercializando productos aislantes de la empresa Montero S. A, pero nos fuimos especializando. Fuimos los pioneros en el ámbito de la seguridad laboral y los riesgos laborales en la península, e incluso llegamos a exportar material (guantes, mandiles...) a Alemania durante los años 60.

-¿Cuáles han sido los logros profesionales de los que se siente más satisfecho?

-J. M. Tengo el orgullo de haber visto crecer una empresa que empezó practicante de cero, y en un sector en el que apenas se había trabajado hasta entonces. Hacia el año 51, llegamos a tener cinco vendedores y representantes en las provincias españolas más importantes como Madrid o Barcelona.
También tengo la satisfacción de que participamos en la primera feria de muestras que se organizó en Bilbao a principios de los años 60. Se nos dio tanta relevancia, que en alguna ocasión recibimos la visita oficial de las autoridades del Gobierno Vasco.
Otro de nuestros logros han sido los catálogos de nuestros productos, que han tenido un gran éxito en empresas, comercios e instituciones y se utilizaban incluso como documentación de referencia en materia de prevención de riesgos y seguridad laboral, en los momentos en que se empezaba a trabajar en este campo.

 

 

-¿Cuáles serían, bajo su punto de vista, las claves de este éxito?
-J. M. La reestructuración estratégica de la empresa a los nuevos modelos de gestión y a las nuevas exigencias del mercado se ha hecho con mucha diligencia y profesionalidad, y pienso que, hoy por hoy, Mape continúa siendo una empresa pionera y líder en seguridad laboral dentro y fuera de Euskadi.
Mi hijo, Imanol, y su equipo fueron muy valientes, porque apostaron por este proyecto en un momento muy delicado para el futuro de la empresa, y fueron capaces de sacarla adelante.

-¿Qué aconseja a sus sucesores de cara al futuro?
-J. M. Sería muy osado por mi parte dar consejos cuando se ha producido un cambio radical en el modo de entender la gestión empresarial, que ha cambiado tanto esta empresa desde mi jubilación.
Lo único que les pido es que no pierdan el espíritu con el que comenzamos a trabajar tras la fundación de la compañía. Aunque ahora la coyuntura económica también es dura, debido a la globalización y a la competitividad, se puede salir adelante trabajando con entusiasmo e ilusión, dos “herramientas” de cualquier actividad empresarial.

-¿Cómo comenzó su trayectoria profesional en Mape?

-Imanol Madariaga. Al terminar los estudios de Económicas y Empresariales, y mientras valoraba algunas ofertas de trabajo, empecé a mirar los números de la empresa y su situación económica.
Me di cuenta de que para que Mape pudiera seguir adelante era imprescindible reorientar el negocio, dando paso a una nueva generación que impulsara la empresa, reorientando sus estructuras y recursos a los nuevos modelos de gestión. Fue eso lo que me llevó a apostar por aquel proyecto, en el que comenzamos a trabajar con mucho entusiasmo.

 

 

-¿Cómo recuerda aquellos momentos de transición?
-I. M. La situación financiera de la empresa no era muy buena y tuvimos que adaptar el modelo de gestión que ya estaba obsoleto. La dirección fue muy receptiva a las nuevas ideas. Hicimos un diagnóstico económico de las cuentas de la empresa, un plan de marketing y un plan estratégico con los que empezamos a mejorar todas las áreas organizativas de la empresa. A finales de los 90 empezamos a estabilizarnos y a trabajar para recuperar la cuota de mercado que habíamos perdido, realizando inversiones en la incorporación de personal especializado, en formación, en tecnología e informatización, y en la optimización de los procesos y de los recursos.
En 2002 nos trasladamos definitivamente a la nueva sede como colofón de todo este proceso de renovación, y plataforma para desarrollar nuestro plan de desarrollo futuro.

-¿Qué aportaciones puede hacer Mape en el ámbito de la prevención de riesgos laborales?

-¿Qué aportaciones puede hacer Mape en el ámbito de la prevención de riesgos laborales? -I. M. Queremos estar siempre a la última, buscando las innovaciones en el sector. Estoy convencido que para contribuir a la difusión de una cultura preventiva que logre reducir la siniestralidad debemos profesionalizar el sector. Las empresas que se dediquen a esto deben especializarse, porque la seguridad de los trabajadores no se puede adquirir en un bazar.

-¿Cuáles son los retos de futuro?
-I. M. Conservar la filosofía de trabajo, basada en la gama de producto, la innovación y el asesoramiento, así como en mantener la competitividad en un mercado tan dinámico como el nuestro.

-¿Qué ha aprendido de la trayectoria de su padre?
-I. M. La filosofía de gestión tradicional de Mape basada en el trato cercano. También he aprendido que la clave de todo está en el trabajo. Estas señas de identidad son un plus para distinguirnos en un mercado tan saturado como competitivo.

 

 

 

EspañolBasque (Euskara estandarra)English
icono_rss icono_facebook icono_twiter Linkedin youtube
immediate_delivery

Buscar productos





logo_aep2

Usted está aquí: Mape Seguridad > Communication and events > Jon Madariaga, founder member of Mape: “I am very proud of w
Telf: 902 130 250
Fax: 902 820 262

www.mape.es
Central en Vizcaya, delegación en Valencia, Cataluña y Madrid
Idorsolo Kalea 9C
48160 Derio (Bizkaia) Spain
central@mape.es

icono_rss icono_facebook icono_twiter Linkedin Youtube